Pet Travel Perú | ¿Los perros tienen frío?
648
post-template-default,single,single-post,postid-648,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

¿Los perros tienen frío?

¿Los perros tienen frío?

¿En realidad es necesaria la ropa para perros?, ¿los perros tienen frío?. Pero si ya tienen el pelo, ¿es necesario abrigarlos?. Estas son algunas preguntas que muchos amigos nos hacen cuando llega el invierno y en este artículo vamos a tratar de aclarar vuestras dudas.

 

Llega el frío… ¿qué hago con mi mascota?.

Como cada año por estas fechas, en todas las casas se repite un ritual: sacar la ropa de invierno. Quizá es pronto para los abrigos y las bufandas, pero alguna que otra chaqueta y más de un sueter seguro que ya anda por vuestros cajones de ropa de diario.

Aunque este septiembre ha prolongado el verano, el frío ya está aquí y, por lo que dicen los que saben de esto del tiempo, el invierno va a ser fresquito , si nosotros ya estamos preparando nuestras prendas contra el frio, nuestros amigos peludos no deberían ser menos y deberíamos empezar a pensar en renovar el armario de la ropa de nuestras mascotas.

Es común pensar que los animales, especialmente los que tienen pelo, no pasan frío porque están “diseñados contra las bajas temperaturas” pero, en realidad, no es así. Al igual que sus dueños, los perros tienen frío o calor y necesitan pequeños cuidados extra para sobrellevar mejor el invierno.

Algunos consejos

los perros tienen frío

Cortavientos para perros.

Para combatir el frío de nuestras mascotas, lo más importante, aunque parezca obvio, es taparlos. La ropa para perros no debería tomarse como un simple capricho de moda de sus dueños y para muchas especies – por no decir todas – es una obligación para los dueños si queremos preservar a nuestras mascotas de los problemas de salud que provocan las caídas de las temperaturas.

De hecho, si no lo habéis hecho ya, acostumbraos a dejarles una mantita a su alcance, en su cama o en su lugar de descanso y veréis cómo ellos mismos tienden a taparse con ella. Incluso podemos observar como buscan instintivamente fuentes de calor en casa como radiadores o chimeneas. Si se tapan, es porque tienen frío, y si en la calle no pueden disfrutar de su manta preferida, lo más inteligente sería proporcionarles una ropa adecuada para mascotas.

Otra de las cosas a tener en cuenta en el cuidado de las mascotas frente al frío es que las saquemos de paseo en horas del día en las que el Sol acompañe el calor de sus paseos y, por supuesto, no dejemos a nuestras mascotas en el balcón o a la intemperie en el jardín.

El frío y salud de nuestras mascotas

Ahora que tenemos claro que, efectivamente, los perros tienen frío, otro de los consejos que podemos daros para cuidar a vuestras mascotas frente al frío es cuidar de sus oídos. Muchas razas de canidos tienen la zona de las orejas especialmente sensible y si no secamos convenientemente sus orejas cuando estén mojadas podemos exponerlos a una otitis.

Muchos perros, especialmente aquellos un poquito más grandes a los que les gusta salir a correr con sus dueños por el campo e incluso la nieve, tienen un problema añadido en sus patas y es que las almohadillas de sus plantas se agrietan con el frío. Estas grietas, al secarse, les provocan dolores y les obligan a andar con dificultad. En este caso, cremas hidratantes para perros como Soother Plus que ayudan a cicatrizar las heridas, con aloe vera, ayudarán a nuestros perros a solucionar este problema.

¿Cómo saber si mi perro tiene frío?

Vigilar el estado físico de nuestros perros es fundamental si queremos mascotas sanas y felices y uno de los puntos a tener en cuenta es advertir cuándo tienen frío. Cuando las temperaturas empiezan a caer, hay que estar muy atentos a las reacciones de nuestras mascotas para prevenir lesiones musculares, entumecimiento o principios de hipotermia.

Los síntomas más habituales cuando un perro tiene frío son temblores, rigidez muscular o falta de movilidad, somnolencia, respiración lenta, y torpe o piel reseca.

Si estando fuera de casa, en uno de sus paseos o en algún viaje, tu perro muestra alguno de estos síntomas, no esperes a llevarte un susto. Llévalo a un lugar en el que la temperatura sea más cálida y, si es necesario, cúbrelo con una manta. Un buen consejo es llevar su manta en el coche si salimos con él de viaje a un lugar en el que sabemos que va a hacer un frío intenso.

Al mismo tiempo, si notas que alguna parte de su cuerpo se presenta entumecida, puedes ayudarle con un masaje para reactivar su circulación y ayudarle a entrar en calor.

 

Fuente: http://www.mundo-mascota.com/



¿Dudas o consultas? Chatea con nosotros